vii-jornada-novaterra-compromiso

Novaterra se posiciona del lado de las personas ante la salida de la crisis

 

  • Joan Romero (Universitat de València):En Europa sólo hay una forma de organizarse, la agenda neoliberal, mientras millones de ciudadanos están a la intemperie”.
  • Antoni Ariño (Universitat de València) “Novaterra es un laboratorio socio cultural. Necesitamos crear más”.
  • Amparo Moreno (Fundación Novaterra): “Se critica a los sindicatos, a las ongs, etc. Pero ¿es mejor que no estén? No, pues entonces hay que seguir mejorando”.
  • Rosendo Ortí (Caixa Popular): “Tenemos muchas posibilidades de promover el cambio desde el estilo de vida que llevamos, en nuestras decisiones individuales a la hora de comprar”.
  • Empar Martínez (Generalitat Valenciana): “Las ideas movilizan el deseo, y el deseo genera fuerza. Hay que apelar al deseo que no decaiga. La ideas no solo generan visiones y modelos a los que aproximarse sino movilización y acción”.

La Fundación Novaterra ha celebrado su VII Jornada de Formación para el compromiso en la que han participado Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación para una Cultura de Paz; Joan Romero, Catedrático de Geografía Humana de la Universitat de València; Rosendo Ortí, Director General de Caixa Popular; Empar Martínez, Directora General del Sector Empresarial Público Valenciano y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana; Antonio Ariño, Vicerrector de la Universitat de València y Amparo Moreno, Patrona de la Fundación Novaterra.

Este acto de hoy es un acto político”. Con estas palabras Francisco Cobacho, presidente de la Fundación, iniciaba su discurso. “Hace años que Novaterra nació como fundación con la voluntad de trabajar contra la exclusión social, persona a persona, calladamente, una a una, en esa acción micro de cada día. Pero junto a esa tarea en cercanía debíamos ejercer el derecho y el deber de la denuncia, y de la propuesta”. “Porque si no hay debate, denuncia y propuesta, estaremos corriendo el gravísimo riesgo de, aún sin pretenderlo, estar haciendo una tarea de pura contención social, de hacerle el juego a un sistema radicalmente injusto y, por tanto, de contribuir a la consolidación del mal estructural, siendo cómplices de un sistema injusto e inhumano, que hoy está condenando a la miseria y a la exclusión a miles y a millones de personas”. “Creemos que en la ciudadanía hay capacidad de rebeldía y de generar alternativas. Jornadas como la de hoy tienen la intención de escuchar, reflexionar y debatir sobre análisis y propuestas de salida”, concluyó el presidente.

federico-mayor-zaragoza

Federico Mayor Zaragozá no quiso perderse el encuentro y envío un vídeo con su contribución al debate. En su discurso manifestó que el “Producto Interior Bruto refleja muchas cosas, pero no las desigualdades crecientes”. Parafraseando a  Fernando Montero, recordó que “todos los principios humanos se basan en el principio de igual dignidad. Ojala así lo leyeran todos los europeos, y que está unión no fuera estrictamente monetaria. No puede ser. Tenemos que hacer una unión política, humana”.

“Cuando hablamos del derecho a la vida, es a una vida digna. Esta Europa insolidaria que en lugar de aumentar las ayudas al desarrollo las ha ido disminuyendo. Este mar Mediterráneo ensangrentado, niños que nos miran detrás de las vallas. Y nosotros seguimos hablando de PIB, de deuda, de déficit, en una economía basada en la especulación, en la deslocalicación productiva y en la guerra. Sí, en la guerra. El poder absoluto masculino ha imperado desde el origen de los tiempos, y por eso hoy tenemos una economía de guerra. Afortunadamente la mujer ha aparecido en el estrado y ha empezado a tener una parte importante en la toma de decisiones. Nelson Mandela me dijo una vez que la cultura de la paz y la no violencia sería posible cuando la mujer, la piedra angular de la nueva era, pueda participar más en la toma de decisiones. Esto cambiará muchas cosas.”

“Tenemos que tener tiempo para reflexionar, para decidir que vamos a ser solidarios,  que cada persona tiene derecho a una vida digna, urgidos por esa potencialidad de que lleguemos a ese punto de no retorno. Y esta Jornada es tiempo de reflexión, reflexión para el compromiso”. “Ha llegado el momento de cambios radicales, de decir que las personas de verdad van primero. Ha llegado el momento de la acción. No podemos seguir de espectadores impasibles”, concluyó el alto funcionario internacional español y anterior director general de la Unesco.

Por su parte Joan Romero, Catedrático de la Universitat de València, incidió en este mensaje en su ponencia. “En Europa sólo hay una forma de organizarse, la agenda neoliberal, mientras millones de ciudadanos están a la intemperie, y esto tiene que ver con motivaciones políticas que luego se llevan al ámbito de las estructuras sociales creando enormes fracturas”.

“Nos enfrentamos a muchísimos retos en el futuro más inmediato. Desde  2008 las personas que más renta han perdido son las que tienen menos ingresos. Es la primera vez que nuestros hijos e hijas van a vivir peor que sus padres. Se está rompiendo la lógica entre ciudadanía, estado y democracia. Grandes rupturas que además se completan con procesos de expulsión. El poder se ha concentrado en un solo lado. Y nos enfrentamos a nuevas formas precarias de organización del trabajo, nueva proletarización de sectores y edades, expulsión de los espacios tradicionales ocupados por las clases medias, cada vez más inseguras, expulsadas hacia abajo, expulsión de reconocimientos como ciudadanos de primera, incluso de la política”.

Frente a las seguridades del siglo XX muy claras: empleo, acceso a vivienda, representación sindical, etc. nos enfrentamos a un nuevo “precariado”, el nuevo proletariado del siglo XXI. Y una clase trabajadora que ve el enemigo dentro. Una “geografía del odio”, mucho más grave que el populismo neoconservador”. “Esto no había ocurrido en Europa desde los años 30 del siglo XX. Es una situación muy grave”, resaltó Romero.

¿Y esto como se combate? “Con innovación social, como lo hace esta fundación que hoy muestra un claro ejemplo de trabajo en red, de compromiso para la acción. Hay que recuperar la autoestima, el impulso de formular políticas públicas de otra manera. Ponernos a trabajar juntos Tercer sector, universidades, sociedad civil, empresas. Somos una sociedad con músculo y capacidad para ello. Es un momento de cambio”, concluyó.

publico

Share This