• Desde que se decretara el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo un centenar de personas que estaban realizando su itinerario de inserción socio laboral en la Fundación Novaterra han encontrado un empleo.En apenas unos días Novaterra reconvirtió una actividad puramente presencial a 100% virtual. Videoconferencias por todos los canales y plataformas posibles, clases grupales, tutorías individualizadas, entrenamiento telefónico para superar entrevistas de trabajo y hasta tutoriales prácticos de cocina han sido las herramientas que han permitido un resultado notable: más de un centenar de personas trabajando en meses donde el paro ha superado el 14%, según la última Encuesta de Población Activa

    La pandemia interrumpió sin previo aviso dos cursos de formación para el empleo del programa Incorpora de La Caixa que estaban cursando una veintena de personas de Auxiliar de Cocina y Camarera de Salón y Habitaciones, dos sectores que la crisis ha dejado prácticamente en mínimos. “Al principio fue muy desmoralizador para todo el estudiantado”, cuenta Pepa, la responsable de Formación. “Todo el equipo estaba deseando terminar y realizar las prácticas no laborales en empresa. Lo cual supone un índice de contrataciones muy elevado. De repente todo se paralizó. Pero no podíamos quedarnos de brazos cruzados”. Y no lo hicieron. Ambos cursos han podido ser finalizados y en la actualidad de las 20 personas más de un 70% se encuentran ya trabajando.

    250 personas han continuado su itinerario de inserción socio laboral durante le pandemia, se han gestionado más de 80 ofertas de trabajo para empresas valencianas de manera completamente gratuita desde su servicio de intermediación socio laboral.

    Además de lo cual se ha abierto una cuarta sede de Novaterra en Alzira y cuatro mujeres han iniciado sus proyectos de emprendimiento dentro del programa Dona Emprèn, inspirado por el Nobel de la Paz Muhammad Yunus y en colaboración con Caixa Popular

    Empresas sociales al servicio de las necesidades actuales

    Por su parte las empresas del grupo Novaterra también han adaptado sus servicios rápidamente a servicios esenciales básicos en época del Covid19. Tras la cancelación total de eventos, Novaterra Catering Sostenible ha pasado a llevar la gestión central de varios Centros temporales para personas sin hogar, ocupándose de la limpieza, lavandería, conserjería, mantenimiento y servicio de alimentación, y además brindando un servicio de inserción socio laboral a sus residentes.

    Del personal que trabaja para estos dos centros temporales el 57% son personas en itinerario de inserción socio laboral, “lo cual supone para ellas no solo una salida laboral digna en estos tiempos de incertidumbre y crisis generalizada, sino también la incorporación de nuevas herramientas personales y profesionales que les amplían sus perspectivas de futuro pasada esta crisis”, ha destacado Christian Mecca, Gerente de ambas empresas.

    Por su parte Novaterra Social Logistics, Centro Especial de Empleo que acaba de cumplir 20 años, se ocupa del reparto de la comida tanto a estos centros temporales como del “Menjar a casa” para personas mayores y personas vulnerables.

    Empleos que en estas circunstancias son considerados de alto valor, pues todos ellos están relacionados con las necesidades de esta crisis sanitaria, y son desempeñados en zonas con alto nivel de personas contagiadas. Lo cual no ha detenido a estas personas valientes a aceptarlos. “Novaterra ha demostrado como con innovación social y muchas ganas es posible aprovechar las dificultades en tiempos de incertidumbre para seguir al lado de quienes más lo necesitan”, ha concluido Emili Altur, Gerente de la fundación.

Share This