la foto 4Deporte, empresa y solidaridad. Estos son los ingredientes de la Olimpiada Empresarial Solidaria, organizada por la empresa a32 events, que se ha celebrado por quinto año consecutivo en Valencia. El objetivo, como ha resaltado Marc Soler, organizador de las olimpiadas, es doble: “hacer equipo: generar cohesión y química entre los trabajadores y trabajadoras de las empresas más allá de las cuatro paredes y el día a día, y a la vez concienciar sobre una labor social”.

Esta segunda parte tiene que ver con que los beneficios recaudados por las empresas son destinados a una organización, y este año la elegida ha sido la Fundación Novaterra, una iniciativa civil de personas y entidades con 20 años de experiencia, que lucha contra la pobreza y la exclusión social en la sociedad valenciana, apoyando a las personas más desfavorecidas por medio de su inserción laboral. “Este año queríamos no dar la espalda a los más vulnerables, tal y como está la situación actual, y acercar esta realidad a las empresas. Por eso la elección del proyecto Novaterra”, destacaba Soler.

La entrega del cheque solidario ha tenido lugar en las nuevas instalaciones de la Fundación Novaterra, que en septiembre se convertirán en el nuevo Centro de Formación e Inserción Socio Laboral Novaterra y en el “Espai Novaterra”: una superficie de 1.200 metros cuadrados donde convivirán las acciones formativas en hostelería, restauración, limpieza, informática, etc. con un espacio que podrán usar otras organizaciones para la celebración de sus eventos y reuniones a precios muy asequibles.

El Gerente de la Fundación Novaterra ha destacado en su discurso de agradecimiento que “Novaterra no es lo importante en todo esto. La Fundación es sólo un vehículo para vertebrar a la sociedad civil: colaboradores, empresas, voluntarios, en torno a la problemática de la exclusión social. Somos muchos trabajando en red”. Y ha explicado que la experiencia de 20 años trabajando en esta área ha demostrado con creces que “el empleo, la emancipación de la persona, es vital para dar solución al problema de la exclusión social. Por eso ponemos todo el foco en el empleo y en mejorar la empleabilidad de las personas a través de la herramienta del itinerario de inserción”.

La Fundación Novaterra, además de la formación y el trabajo de acogida y acompañamiento, en los años 90 decidió arriesgarse y crear sus propias empresas “porque hay cosas que sólo se aprenden trabajando. Y el empresariado no siempre nos daba la oportunidad de contar con esta gente para acabar su proceso formativo. En aquel entonces nos llamaban locos. Hoy a nuestro modelo de empresa se les llama empresas sociales”, matizaba Mecca. Además estas empresas (Novaterra Catering Sostenible, Port Mail y Sompresents) son la mejor carta de recomendación para que el empresariado se anime a insertar a personas en riesgo de exclusión social “y nos acercan mucho al discurso empresarial, porque hablamos de empresarios a empresarios”, añadía el Gerente de la Fundación.

Olimpiadas

Durante el acto se ha hecho entrega de los trofeos a la “Empresa Reina”, la que más puntos a acumulado a lo largo de la Olimpiada, que ha sido para Colebega, al “Espíritu Deportivo”, por el mayor número de participantes, que ha sido para Schneider Electric, y a la “Eficiencia deportiva”, la empresa que más puntos ha conseguido con menos equipos, que ha sido SPB.

En las Olimpiadas han participado Atento, Ausolan (Comis Lagun), Colebega, Cuatrecasas, Eurofred, Scheneider Electric, Suavizantes y Plastificantes Bituminosos (SPB) y Grupo Diario Levante.

 

Share This