El Secretario General de CCOO PV Paco Molina y la Secretaria de Política Social Eva Hernández, han visitado las nuevas instalaciones de la Fundación Novaterra en el barrio de La Coma para conocer de primera mano el Manifiesto Novaterra con 50 medidas contra la exclusión social.

Francisco Cobacho, presidente de Novaterra, ha destacado que el Manifiesto pretende actuar en el nivel macro: “ya que a veces los árboles nos impiden ver el bosque. Nuestro trabajo se centra en lo micro, en la atención diaria a las personas que lo necesitan, pero no podemos perder de vista que tenemos que cambiar la sociedad, una sociedad que segrega al vulnerable, y queremos emplazar a la sociedad, a las administraciones públicas, al mundo empresarial y también a los sindicatos a esta tarea. Porque la lucha contra la exclusión social es una tarea de todos”.

Los representantes del sindicato se han comprometido a adherirse públicamente al Manifiesto, y a hacer causa común contra la exclusión social. “Las organizaciones sociales están siendo el sostén de las personas más necesitadas y sois una voz decisiva y autorizada que sigue recordando que la situación para los más vulnerables no ha mejorado”, ha destacado Paco Molina.

Los representantes del sindicato se han comprometido, entre otras cosas, a contar con organizaciones más pequeñas como Novaterra en sus propuestas sobre empleo, a fomentar el consumo responsable de empresas sociales como las promovidas por Novaterra: Novaterra Catering Sostenible, Port Mail mensajería y reparto inclusivo, y a colaborar en acciones de difusión y sensibilización en materia de exclusión entre sus propios militantes.

El presidente de Novaterra les ha pedido también “que en los acuerdos con la Administración pública en materia de empleo tengan siempre muy presente un capítulo sobre empleo para colectivos en riesgos de exclusión social. Porque, si algún día acaba esta crisis, ojalá que sea pronto, la situación de exclusión social va a seguir existiendo”.

En la conversación han surgido cuestiones como la necesidad de un  Plan autonómico de Lucha contra la Marginación y la Exclusión Social, de una renta mínima de ciudadanía, o de cambiar la actual Ley de Inserción. También se ha lamentado la desaparición de las Escuelas Taller, y su necesidad precisamente en barrios como en el que se encuentra situado el proyecto, el barrio de La Coma. Ante todo, ambas partes se han comprometido a trabajar de forma coordinada y en red. “Sólo así podremos avanzar en el presente y futuro”, han destacado desde ambas entidades.

Adhiérete al Manifiesto

Share This