A primeros de abril se cumplirá un año desde la última Jornada de Convivencia organizada por Novaterra.

En los doce meses transcurridos, la situación ha empeorado para muchas personas que acuden a nosotros.

Situaciones que se cronifican, que afectan a más personas y de modo más duro.

Ha crecido el número de personas que se han deslizado sin remedio en la rampa que termina en la exclusión social.

Las organizaciones que trabajamos acompañando los procesos de estas personas lo sabemos bien, porque lo vemos cada día. En Novaterra, día a día, recibimos personas cansadas, que reflejan en sus caras e incluso en toda su persona las marcas del desaliento, del sufrimiento y de la desesperación.

No es cierto que se empiece a vislumbrar mejoras sensibles para estas personas.

En estos doce meses, en Novaterra, entre todos y a pesar de grandes dificultades, hemos sido capaces de ampliar nuestra tarea y los servicios que prestamos, de modo que afrontamos viejos y nuevos retos y dificultades crecientes; y lo hacemos con más acciones, con más dedicación, con más recursos que generamos entre todos, con más brazos, cabezas y corazones que seguimos sumando a la tarea de acompañar a cuantos se acercan a la Fundación en ese camino que llamamos VIAJE A LA DIGNIDAD.

Y lo hacemos entre todos, personas contratadas en los servicios generales y en las empresas, personas voluntarias cuyo número, generosidad, cualificación y entusiasmo, crece cada día, cada semana. También contigo. También gracias a ti. A tu compromiso.

Pues bien, un día del año queremos compartir unas horas juntos que nos ayuden a perseverar con alegría también creciente en el servicio a quienes padecen la injusticia de una sociedad que segrega en lugar de integrar.

Te convocamos a compartir ese día con todas las personas, como tú, comprometidas en la Misión de Novaterra: voluntarios, trabajadores, simpatizantes, patronos, socios, Amics, colaboradores en campañas… Será una inyección de ánimo y estímulo para mantenernos firmes en nuestro compromiso social en Novaterra.

Cuento con tu presencia ese día.
Si no vienes tú, nos faltará alguien importante, porque JUNTOS CRECEMOS EN SOLIDARIDAD.

Francisco Cobacho,
Presidente

Jornada-Convivencia

Share This