Cuando un negocio se mantiene con éxito con el paso no sólo de los años, si no de los siglos, es porque tiene una receta que merece la pena conocer…e imitar.

20151114_003911

La Tahona del abuelo es de esos ya pocos negocios en Valencia que después de 5 generaciones rezuma salud, profesionalidad y saber hacer por los cuatro costados.

Un horno tradicional ubicado en el Cabanyal desde 1886. Probablemente el comercio más antiguo del barrio y de los de Valencia. Regentado por Juanjo Rausell desde 1995, año en que se jubila su padre, y que representa a la 5ª generación de maestros panaderos

Como sabéis en Novaterra Catering Sostenible apostamos por estos modelos, y en el Ciclo de talleres “Tierra, gastronomía e inclusión” organizado por la Fundación Novaterra con nuestro apoyo, nos gusta compartir la tarde con ellos,  porque es compartiendo y dándolos a conocer como construimos el mundo que queremos.

Juanjo y Nieves mostraron una generosidad enorme, no sólo al participar en este taller solidario de manera altruista, y aportando todo lo necesario para cocinar las magníficas pastas, sino además con la generosidad enorme de compartir sus recetas centenarias de la familia, sus trucos, y su saber hacer, con todos los asistentes. Esa generosidad que caracteriza a todos los colaboradores de Novaterra, que cada vez son más.

La cercanía de nuestros invitados levantó de las sillas a todos los participantes en el taller. Nadie quería perderse formar parte del amasado, estirado, horneado.

IMG_1114

Ni siquiera nuestro chef Ricardo Navarro, que pasó de cocinero a pinche de Juanjo en un santiamén, para probar con sus propias manos los secretos de esta tradicional repostería.

Ummm. El resultado, estas deliciosas pastas: rollitos de anís y de mistela, pastelitos de boniato, de calabaza y de chocolate y la estrella de la tarde: las famosas “Coques Escudellaes” de Juanjo Rausell y su Tahona del Abuelo.

IMG_1149

El resultado: una tarde inclusiva, divertida y constructiva. Una tarde Novaterra

IMG_1152 (1)

IMG_1161

Share This