Novaterra participa en la Jornada de Economía Social y Dependencia de Iudescoop

Fundación Novaterra participó el pasado 24 de febrero en esta jornada organizada por el Instituto de Economía Social de la Universidad de Valencia, Iudescoop, a la que acudieron  más de 100 participantes, y en la que se analizó la situación actual de la Ley de Dependencia, su impacto en el empleo y las oportunidades que ofrece a las entidades de Economía Social.

 

En su intervención Christian Mecca, Gerente de Novaterra, manifestó la necesidad de ofrecer mayores oportunidades de acceso al trabajo a los colectivos con dificultades para la inserción laboral y que el desarrollo de la Ley de Dependencia debiera redundar en mayores oportunidades laborales para personas en situación o riesgo de exclusión social, a través de puestos de trabajo directos para el cuidado de personas, centros de día o de noche, residencias, etc.; o de forma indirecta a través de empresas proveedoras de servicios sociales. Sectores como el catering, el mantenimiento y el transporte son potenciales generadores de empleo para colectivos de difícil inserción. “Una parte importante de las plantillas de las empresas de servicios sociales ya están formadas por personas que han estado en situación de exclusión social”. “El Servicio de Atención Domiciliaria tiene un enorme potencial para generar empleo de calidad a personas con un  bajo nivel de empleabilidad, y debería convertirse en el servicio de referencia en la implementación de la Ley para dependientes moderados”, sentenció Mecca.

 

El Gerente de Novaterra resaltó los casos de éxito de la inserción de estas personas, y su especial sensibilidad con las personas dependientes, debido a su especial situación, e instó a la Administración Pública a hacer un uso excepcional, tal y como indica la Ley, de la prestación económica del cuidador no profesional, y a que “se ejerzan los controles necesarios para evitar situaciones de precariedad laboral”.

 

Mecca repasó algunos de los principios en los que se basa la Ley como son la participación del Tercer Sector en los servicios y prestaciones de promoción de la autonomía personal y atención en situación de dependencia, y la colaboración solidaria a través del voluntariado. Desde esta perspectiva, Mecca resaltó que las organizaciones del Tercer Sector pueden prestar servicios de voluntariado a las personas dependientes, pero también de carácter empresarial no lucrativo, como los que ofrecen las empresas de inserción socio laboral, los centros especiales de empleo y las cooperativas de iniciativa social. En este sentido, Novaterra ofrece servicios de catering, mensajería, regalos responsables elaborados por empresas de inserción socio-laboral y otros servicios que se ajustan perfectamente a las necesidades de la Ley.

 

Para finalizar, Mecca hizo especial hincapié en la necesidad de que las empresas de inserción y los centros especiales de empleo “encuentren su lugar en el marco de aplicación de la Ley de dependencia” dada su ya demostrada capacidad de generación de empleo para las personas con mayores dificultades de acceso a un puesto de trabajo, apoyándose fundamentalmente en la formación continua de los trabajadores y acompañamiento a los mismos, ambas razones de ser de las empresas de inserción y que redundan en una alta calidad de servicio a la persona dependiente.

 

 En la jornada participaron también José Manuel Ramírez, Presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales; José Alberto Hidalgo Piñero, Presidente de CEPES Extremadura, Carmen Arbiol, de la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado; Francisco Salinas, Secretario General de LARES (Federación de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores del Sector Solidario); Javier González Cardona, Presidente de FEPRODEL (Federación Estatal de Profesionales de Desarrollo Local) y Emili Villaescusa, Presidente del Grupo ASCES, y encargado de cerrar la jornada.

Share This