gastronomiaVLC solidaria

Valencia se está posicionando cada vez más como capital gastronómica. Pero ¿y si se convirtiera en la capital de la Gastronomía Solidaria? Con esta idea la Fundación Novaterra lanza la campaña “Gastronomía Solidaria”, con la que pretende comprometer a los principales locales de la ciudad con la Escuela de Hostelería y Servicios para personas en situación o riesgo de exclusión social. “Queremos formar a los mejores pinches de cocina y auxiliares de restaurante bar de la ciudad. Para la gente con la que trabajamos un empleo es mucho más que un empleo. Significa ponerse en pie de nuevo, recuperar la autoestima y dignidad, y recuperar la autonomía. Pasar de ser subsidiario de ayudas a un agente activo en la sociedad”, destaca Francisco Cobacho, presidente del proyecto, que cumple 25 años.

“Gastronomía Solidaria” pretende convertirse en la causa para los principales actores de la gastronomía de la ciudad: apoyar la formación de futuros pinches de cocina y asistentes de barra para personas que lo están pasando francamente mal. Todo el que se ha acercado a Novaterra, ¡repite! La experiencia de generar oportunidades de empleo para nuestra gente es impagable”, destaca Carmen Martí, responsable de sensibilización de la entidad.

Primeras empresas en comprometerse

La cadena de cervecerías Bierwinkel ha sido una de las primeras en sumarse a la iniciativa. Llevan apoyando la Escuela desde hace dos años, y actualmente dos de sus trabajadoras de Las Cervezas del Mercado en el Mercado de Colón vienen de Novaterra.

Jesús Machí, es otro de los “Gastrónomos Solidarios”. “Novaterra hace el bien común desde el respeto sin mirar razas o procedencia. Ven personas, y para mí eso es lo más importante”, destaca el que es considerado el mejor panadero de Valencia, y que suma a la campaña a su tradicional Horno de San Bartolomé.

Nacho Lurbe sabe bien de gastronomía valenciana. Su empresa Unipro Uniformes de Hostelería, viste a los mejores restauradores de la Comunitat Valenciana, quien cada año contribuye de manera solidaria a uniformar a los y las estudiantes de este curso.

Paco Llopis, que regenta junto a su mujer Juana la Boutique de chocolates Utopick Cacao, no sólo se suma a esta campaña, si no que cada año ofrece masterclass solidarias al estudiantado y ofrece posibilidad de prácticas en su pintoresco y genuino local, al igual que Bierwinkel.

Solidaridad, compromiso, respeto y segundas oportunidades. Cuatro de los motivos que han llevado a estas cuatro empresas valencianas a apostar por la Gastronomía Solidaria, y que se darán cita la próxima primavera en la I Gala de la Gastronomía Solidaria, en la que tendrá lugar la entrega de distintivos a los locales que se sumen a la campaña, y que busca convertirse en un punto de encuentro para la gastronomía valenciana en torno a esta causa.

Share This