2015-06-18-III-Wellbeing-Conmac

 

La presentación de la Jornada corrió a cargo de Julián Pelacho, Director de CONMAC CONSULTORES, quien enfatizó la necesidad de promover un cambio de enfoque en la práctica de la gestión empresarial. El cambio propuesto se basa en volver la mirada hacia las fortalezas de las personas, equipos y organizaciones y, en definitiva, hacia modelos que -sin perder de vista la necesaria productividad- centren sus esfuerzos en conseguir resultados sin poner en juego la salud de la personas sino gestionando su bienestar físico y psicológico.

En esta ocasión -como en las dos primeras ediciones- la Universitat Jaume I, a través de Isabella Meneghel, expuso las bases de cómo desarrollar la resiliencia a nivel individual y colectivo en el contexto socioeconómico actual. Isabella Meneguel aportó prácticas derivadas de la investigación científica que faciliten la capacidad de adaptarnos al cambio y ser resistentes en situaciones de especial adversidad.

Estas bases fueron las que dieron pie a Isabel Pulido, Human Resources Business Partner de Marvell, y a Cristina Moreno, Directora de Recursos Humanos de MMPackaging, a exponer qué tipo de intervenciones están poniendo en marcha para mejorar indicadores como compromiso y “engagement”. Isabel Pulido expuso qué medidas favorecen el que las personas se sientan vitales en el entorno laboral a través de una interesante revisión de la escala de necesidades de Maslow. Estas prácticas facilitan el desarrollo del talento en un entorno caracterizado por hacer los puestos de trabajo más significativos y motivadores. Cristina Moreno contagió de optimismo a los asistentes compartiendo su experiencia sobre cómo la participación, el apoyo social y el espíritu de equipo son recursos laborales esenciales en las propuestas de cambio hacia empresas más saludables. En ambas experiencias el desarrollo de recursos personales en todos los niveles organizativos, (optimismo e inteligencia emocional especialmente) fue un común denominador para entender cómo pueden ponerse en marcha y sostenerse cualquier iniciativa que busque mejorar el desempeño y desarrollo integral de la persona en contextos de trabajo.

Esperanza Romero, Directora de Desarrollo del Talento de CONMAC CONSULTORES, ofreció las pautas para identificar las demandas o exigencias laborales que son potenciales causantes de daños psicosociales en el trabajo (ansiedad, estrés, burnout) y cómo contrarrestarlas a través de intervenciones positivas de consultoría. Las intervenciones actuales centran sus esfuerzos no sólo en reducir dichas demandas y su impacto negativo en la salud sino en potenciar un liderazgo “positivo” que cree el clima, comunicación y sentido en el trabajo capaz de favorecer el bienestar psicológico tan necesario en las organizaciones actuales.

Alfonso Garrido-Lestache, Director de Recursos Humanos y del Departamento de Salud del Hospital de Manises, señaló la importancia de que cualquier iniciativa que pretenda mejorar dicho bienestar psicológico ha de estar enmarcado en un modelo claramente definido de gestión integral de la salud. De esa forma, es posible introducir con éxito prácticas para la mejora de la salud física, mental y emocional (actividades deportivas o minfulness) así como, por ejemplo, servicios de mediación que faciliten el apoyo social en el ámbito sanitario y repercutan positivamente tanto en el desempeño de estos profesionales como en la atención recibida por los usuarios de sus servicios y sus familias.

Finalmente, Carmen Martí, Responsable de comunicación y sensibilización en la Fundación Novaterra, consiguió que todos los asistentes a la Jornada reflexionaran sobre la necesidad de volver a reivindicar la vertiente más social y solidaria de las organizaciones actuales a través del relato de cómo es posible –con pocos recursos- ofrecer a los usuarios de sus servicios “trazar un viaje hacia la dignidad”. Los usuarios de la Fundación Novaterra son personas que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social y a las que, con la necesaria implicación de empresas colaboradoras, se les ofrece la oportunidad de reconstruir no sólo su proyecto profesional sino su proyecto vital en un entorno, como el actual, orientado al beneficio económico sin tener en cuenta –muchas veces- el coste social de esta visión cortoplacista y alejada de la responsabilidad y ética exigida a la actual empresa.

En la recta final de la Jornada, se abrió un debate con los seis ponentes en donde se propusieron fórmulas para seguir creando una nueva cultura de empresa. Empresas, en definitiva, más sociales, más responsables, más saludables e igualmente –o más- productivas. “Empresas en las que una necesaria cultura del esfuerzo sea compatible con una cultura del bienestar que contribuya al desarrollo profesional y personal de quienes formamos parte de las actuales empresas y organizaciones”, reivindica CONMAC.

La jornada fue clausurada por Carmen Puerto, Directora de Palacio Colomina CEU, quien destacó cómo en los últimos veinte años ha habido un cambio progresivo en la visión de la empresa que desde las Ciencias Sociales y de la Salud se ofrece a los actuales estudiantes. Cómo de pasar de hablar de la empresa en términos puramente utilitaristas hoy es perfectamente posible y necesario afirmar que las empresas “tienen corazón”.

Finalmente, gracias a Rosa Martinez Borrás, se ofreció a los asistentes una experiencia de mindfulness para tomar contacto con la necesidad de sentar las bases del bienestar físico y psicológico propuesto durante la Jornada.

La III Jornada sobre Wellbeing de la Comunidad Valenciana fue organizada con CONMAC CONSULTORES en colaboración con la Universidad CEU Cardenal Herrera. CONMAC es una empresa especializada en la incorporación de la gestión del bienestar a las políticas de personas como estrategia necesaria en sí misma y que, al mismo tiempo, permita conseguir impactos positivos en los indicadores de las nuevas organizaciones del SXXI.

 

Share This